¿Cuál es la caducidad de tu equipo contra caídas de altura?

De acuerdo a la norma ANSI/ASSE Z359.1 (07) los equipos de protección contra caídas, NO TIENEN CADUCIDAD, ya que sólo existen dos parámetros válidos para determinar la vida de los mismos; la inspección periódica que determina cuando un equipo ha llegado al fin de su vida útil, ya sea por desgaste natural, resultado del trabajo rudo o por algún daño accidental que deteriore al mismo y ponga en riesgo su buen funcionamiento, y el otro parámetro es la caída de un trabajador.


Un equipo como el arnés o la línea de vida, que están hechos de material textil sintético, tienen un tiempo de vida prolongado en comparación con uno de material de origen orgánico, por ejemplo el algodón o cuero, mismos que están prohibidos dentro de la fabricación de estos equipos por no garantizar la resistencia mínima requerida.


Los materiales sintéticos son sometidos a pruebas exhaustivas de desgaste y esfuerzo, por lo que el hecho de estar almacenados correctamente, aumenta su vida útil, sí adquieres o tienes en tus manos equipos con fechas como año 2012, 2013 no tienen riesgo, siempre y cuando los empaques originales no hayan sido abiertos. Las fibras sintéticas pueden llegar a soportar hasta más de 10 años con los debidos cuidados y mantenimiento.


La norma NMX-S-058-1-2004-SCFI indica que los equipos de protección contra caídas deben ser inspeccionados por una persona competente, para determinar su estado físico, su calidad y seguridad. Recomienda que los equipos se encuentren almacenados en su empaque original, en lugar fresco y seco, libre de polvo y de los rayos solares, y que en caso de dudas se consulte el manual de instrucciones de uso del fabricante o contactarlo directamente.


En caso de detectar algún daño que no permita el uso correcto del equipo o después de sufrir una caída, debes retirar de servicio y destruir el equipo utilizado.

WhatsApp chat